Pintar paredes lisas

01/08/2018

Para gustos los colores suelen decir y puede ser cierto claro, pero en el caso de la elección de la pintura de nuestra casa ¡cuidado! esta máxima puede resultar no aplicable.

Lo anterior resulta fácilmente comprensible, por mucho que nos guste el rojo pasión difícilmente se nos hará soportable nuestra vivienda si este es el color dominante en las paredes de la misma. Por lo tanto en la elección de los colores debe primar el sentido común, la estética conjunta del hogar y el destino de las diferentes estancias.

Esta comprobado y más que comprobado el hecho de que los colores influyen en nuestros estados de ánimo y por ello en estos consejos jugaremos con los destinos primarios más comunes de las diferentes estancias de la vivienda empezando por la cocina.

En cocinas de paredes lisas que requieren de pintado, el blanco siempre ha resultado un color socorrido por cuanto de luminosidad y un puntito de asepsia puede aportar, sin embargo resulta una idea más que aceptable tender hacia blancos con tintes opacos, no excesivamente brillantes o en su defecto colores que arranquen las citadas sensaciones huyendo siempre de los colores excesivamente vivos u oscuros que resultan una idea poco adecuada en general para estos espacios.

Los salones son harina de otro costal, se supone que estamos en un espacio de reunión, de actividad familiar en un entorno relajado y precisamente por ahí debiéramos buscar nuestros colores sabiendo que aquí podemos atrevernos un poco más a ampliar la gama, cada vez es más frecuente encontrarnos con tonos verdosos, blanco tiza, incluso ocres o mostaza pero en cualquier caso todos ellos deben ser tenues generando sensación de capa ligera y en la medida de lo posible escapando de las texturas en el pintado.

El dormitorio en muchos idearios antiguos de decoración siempre se asociaba a colores como blancos mate o como mucho pálidos degradados de amarillo, sin embargo lo cierto es que la función de acompañar nuestro descanso y sueño puede ser cumplida por muchos más colores incluso en algunos casos más adecuados.

Atreverse con determinadas gamas de verdes o azules en las paredes del dormitorio en buena armonía con unos techos adecuados (no necesariamente en el mismo color, perfectamente en blanco por ejemplo) puede ser tan buena idea como optar por naranjas ligeros o tostados muy claros y con tendencia a luminosidad.

Pintar paredes lisas

Pintar paredes lisas hogar bricolaje crear-ambiente decorar-salon dormitorio pintar-paredes salon

RELACCIONADO CON Pintar paredes lisas

Historia amp