Productos gratis - Robots de cocina: ¿qué ventajas tienen?

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Suscríbite a nuestro canal de recetas de cocina en Youtube

Te gusta cocinar?apúntate a nuestro canal de recetas en Youtube, con cientos de recetas (y cada día más) explicadas paso a paso en menos de 5 minutos

Robots de cocina: ¿qué ventajas tienen?

18/11/2018

Los robots de cocina han ido ocupando, con los años, cada vez más protagonismo en las cocinas domésticas y también en las profesionales. Son electrodomésticos con numerosas funciones, desde cortar, pelar, batir, rallar, amasar e incluso cocinar. Algunos robots aglutinan todas estas funciones a la vez, son multifunciones, y otros realizan una sola función a la vez. Son, por tanto, muy versátiles. En la mayoría de los casos, los robots de cocina ahorran tiempo y trabajo y, por tanto, algunos minutos a la preparación de las comidas diarias.

Cómo es un robot de cocina

La oferta es muy amplia. Los precios determinan sobre todo aspectos como la potencia del aparato y las funciones que puede llegar a hacer. En la mayoría de los casos, los robots de cocina modernos vienen en tres tamaños básicos: grande, compacto y mini. Sea cual sea el tamaño, los componentes básicos no difieren unos de otros: están formados por:

  • un motor,
  • un recipiente con tapa,
  • un tubo de alimentación,
  • un conjunto de accesorios, que varía según la opción que escojamos (varilla para huevo, disco juliana, exprimidor de cítricos o accesorio para amasar).

El motor es la parte más pesada de todas y se encuentra en la base del aparato. La pesadez es la que da estabilidad al conjunto del electrodoméstico. Suelen ir recubiertos de plástico y metal, materiales fáciles de limpiar. Con un buen robot de cocina pueden triturarse alimentos; rallar frutas y verduras; hacer batidos, humus, patés y cremas; pesar alimentos; incluso cocinarlos.

Las cuatro ventajas de un robot de cocina

Disponer de un electrodoméstico de este tipo en la cocina nos permite:

  • Ahorrar tiempoy más si es programable, porque podemos dejarlo preparado unas horas antes para que prepare la comida justo antes de la hora de comer.

  • Dominar las condiciones: los que cocinan disponen de regulador de temperatura, tiempo y velocidad.

  • Probar nuevas recetas que, de otra manera, quizás no elaboraríamos.

  • Esquivar tareas de limpiezaporque no es necesario usar otros objetos y utensilios como ollas, cucharas o sartenes.

  • Sin embargo, hay otros aspectos que no deben menospreciarse: no lo hacen todo por si solos; algunos pueden llegar a incluir excesivas piezas; necesitan un mantenimiento periódico. 

    Potencia y capacidad, dos elementos clave

    La potencia del motor es la que determina que podamos picar y cortar alimentos duros como frutos secos o hielo. Si es uno de los usos que vamos a darle, es importante tener en cuenta este aspecto y que la potencia sea al menos de unos 800 W. Los hay entre los 300W y los 1.500W; las potencias bajas suelen ir bien para batir claras de huevo a punto de nieve, por ejemplo, y las altas para amasar pan.

    Este dato difiere entre los distintos fabricantes, por lo que se trata de un aspecto orientativo. Debe tenerse en cuenta también que, a mayor potencia, mayor consumo energético; pero también mayor rapidez para cocinar. Además, para un mayor rendimiento también es importante tener en cuenta la capacidad y los materiales.

    No todos tienen la misma capacidad del vaso, el tamaño difiere y, por tanto, también la cantidad de comida que puede llegar a prepararse. En función de su uso y de la cantidad de personas para las que se prevé cocinar, el volumen del vaso es, por tanto, otro elemento clave para elegir un robot de cocina u otro. En la mayoría de los casos el volumen total suele ir de los dos a los seis litros, aunque para obtener el volumen útil del recipiente debe contarse entre uno y dos litros menos. Es decir, un vaso de seis litros es útil para preparar platos para unas cuatro-seis personas.

    Tipos y usos

    1. Robots de pastelería: se usan sobre todo para preparaciones dulces y postres como galletas, pasteles, cremas batidas. Pero también permite llevar a cabo otras funciones como amasar para preparar pan o pizza. Algunos accesorios que incluyen (aunque algunos deben comprarse por separado) son:

    • Batidor: permite preparar masa más gruesa.

    • Picador: pueden picar alimentos como carne o pescado.

    • Exprimidor: para preparar zumos de frutas.

    • Rallador: para patatas, queso o zanahorias.

    • Molino de cereales: puede usarse para moler cereales como arroz, maíz, trigo o avena.

    2. Robots de cocción u ollas programables: permiten cocinar la comida en infinidad de maneras: al vapor, hervir a fuego lento, asar… Es uno de los más comunes. Una de las ventajas es que permite mantener la comida caliente hasta el momento de consumir. Incluso algunos incluyen la opción de grill para preparar recetas más crujientes y la mayoría pueden programarse. Algunos incluyen medidores para calcular la cantidad de comida que se quiere preparar. Se pueden preparar infinidad de platos introduciendo los ingredientes dentro y programando la hora para la que queremos que estén preparados. Una vez preparada la comida, solo tiene que servirse. 

    3. Procesadores de alimentos: pueden prepararse frutas, triturar o picar vegetales, picar carne, amasar pasta, batir cremas… Suele incorporar distintos accesorios como un cuchillo picador o un mezclador. Son uno de los más completos, fáciles de usar y de limpiar. Es importante tener en cuenta que incorporan los utensilios y accesorios adecuados y suelen ser pesados y voluminosos.

    Cómo mantenerlo en perfecto estado

    El uso de un robot de cocina, además de conocer las distintas funciones y cómo programarlo si es el caso, también implica conocer cómo mantenerlo en óptimas condiciones para un mejor funcionamiento. Nos referimos sobre todo a la limpieza y a cómo eliminar los residuos que se acumulan en su interior. Una manera de hacerlo es, una vez la máquina esté fría, activar el modo turbo para que los residuos que hayan podido quedar incrustados, se separen y puedan eliminarse más fácilmente.

    Otra de las partes más difíciles de limpiar son las cuchillas. Una manera eficaz puede ser añadir agua caliente en el recipiente y poner en marcha el robot, aclarar con agua fría y secar bien. Para evitar los malos olores, después de cada uso se puede añadir agua templada con zumo de limón o vinagre y poner en marcha el robot.

    Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines




    MÁS INFORMACIÓN

    Productos gratis