Productos gratis - Recomendaciones antes de comprar un coche de segunda mano

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Recomendaciones antes de comprar un coche de segunda mano

25/03/2018

El otro día hablábamos sobre algunas de las recomendaciones más básicas para poder adquirir una vivienda de segunda mano, pues bien, hoy nos centraremos en la compra de un coche de segunda mano ya que durante estos últimos años este tipo de transacciones se ha duplicado enormemente. Sin embargo, comprar coches de segunda mano tiene sus riesgos y debemos conocerlos por lo que os daremos algunas de las recomendaciones más básicas para hacer una transacción eficaz y segura.

El primer consejo de cualquier experto en la materia es la de no tomar una decisión de forma precipitada, y en su lugar comparar y elegir detenidamente entre varias ofertas.


Recomendaciones antes de comprar un coche de segunda mano

En segundo lugar, optar mejor por empresas especializadas que aunque el precio sea algo superior, proporcionan mayores garantías legales ante la compra ya que reclamar a un particular es más difícil y caro.

Una vez tenemos el vehículo elegido ya que se adapta a nuestro presupuesto y necesidades, debemos verificar su tasación para comprobar que el precio está establecido acorde a su modelo, versión, características, antigüedad y kilometraje.

Otra de las cuestiones que se deben tener muy presentes es la de preguntar todo lo que se quiera sobre el vehículo, quién lo ha utilizado más, su historial mecánica, si ha tenido accidentes, motivo de la venta… sin ser una indiscreción, sino un proceso necesario ante este tipo de compras.

Es importante también realizar una gran inspección del vehículo, comenzando con el exterior, pasando por la tornillería del motor, siguiendo por los bajos del vehículo y terminando con el interior y todos sus detalles. En este sentido, se recomienda realizarlo durante el día o en lugares con amplia visibilidad porque es cuando se podrán detectar mejor cualquier fallo en la chapa, pintura o neumáticos por ejemplo. A nivel mecánico, se recomienda que vaya un técnico con el posible comprador para que supervise el estado del motor, los niveles de aceite y refrigerante y su correcto funcionamiento.

Ahora llega el momento de la documentación. Comenzaremos con la del vehículo comprobando que se tiene el permiso de circulación, la ficha técnica, el certificado de la ITV más reciente y que el vendedor es el único propietario del vehículo. No debe existir ninguna deuda pendiente y ante cualquier mínima sospecha, habrá que acudir a la Dirección General de Tráfico.

Comprar un vehículo sin haberlo probado antes es como comprar una vivienda sin haber entrado a verla, todo lo que venga después nos puede sorprender, por ello habrá que insistir al vendedor a realizar un recorrido variado con él que incluya pueblo y carretera para que se pongan todas las marchas, se comprueben frenos, amortiguadores intermitencias, sonidos del motor o cualquier otro tipo de anomalía… El vehículo debe ser capaz de responder en cualquier situación de forma mecánica aunque sea de segunda mano.

Respecto a las gestiones meramente administrativas, habrá que arreglar la situación del seguro para poder tener cobertura desde el mismo momento en que se firma el contrato de compraventa y es el momento también de valorar si merece la pena contratar un seguro a todo riesgo o a terceros. En este punto juega un papel fundamental el estado y la antigüedad del coche.

En cuanto al sistema de pago, debe quedar perfectamente reflejado con el vendedor, por lo que debe haber recibo si se da señal y en el contrato de compra-venta debe reflejarse cómo se realizará la operación ya que será el único documento legal con el que se cuente en caso de tener problemas con el vendedor. En este punto hay que tener en cuenta que ya no se puede pagar más de 2.500 euros en metálico si es en un establecimiento comercial, no existiendo dicho límite en la operación entre particulares.

Si teniendo en consideración todas estas recomendaciones, una vez efectuada la operación, se detecta algún fallo en el vehículo, la garantía de los negocios que se dedican a ello debe cubrirlo. En el caso de particulares, habrá que ponerse en contacto de forma directa con el propio vendedor para llegar a un entendimiento y de no ser así, sería la vía legal y judicial la que debe amparar al comprador y dictaminar a quién el corresponde asumir la reparación.

Dicho todo esto, volvemos a repetir tal y como hemos mencionado al comienzo del artículo la importancia de no precipitarse en la toma de esta decisión, por lo que hay que mantenerse ante esta situación sereno y valorando todo de forma objetiva y paciente.

En Mil Préstamos hemos intervenido en cientos de este tipo de transacciones de una forma indirecta ya que son muchos los compradores que acuden a nuestro buscador especializado en busca del mejor préstamo rápido para cualquier gasto extra como la avería del coche o incluso la compra de uno de segunda mano de forma rápida, segura y eficaz. Por ello, no dudes en utilizar nuestra herramienta de última tecnología para encontrar el producto financiero que más se adapta a tus necesidades económicas.


Ver original en promoahorro.com



Productos gratis