Productos gratis - ¿Quién nos enseña a gestionar la economía doméstica?

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

¿Quién nos enseña a gestionar la economía doméstica?

22/03/2018

La pregunta es clara pero sus respuestas difusas y es que en la actualidad no existe ninguna asignatura a nivel escolar o algún organismo que enseñe a la sociedad a poder controlar los gastos de la economía doméstica. Por eso es importante que, al igual que se estudia un curso, una carrera universitaria… para desempeñar un oficial, también debemos formarnos en cómo poder llegar con dinero suficiente a final de mes y llevar una planificación económica de todos los ingresos y los gastos de un hogar.


¿Quién nos enseña a gestionar la economía doméstica?

Y es que en Mil Préstamos nos hemos encontrado con este problema tan habitual ya que analizándolo detenidamente no existe ningún momento en la vida en el que nos enseñen sobre finanzas personales. Solamente existen excepciones de personas que hayan estudiado finanzas y tengas los conocimientos necesarios para organizar su economía doméstica, los que contratan un asesor financiero para este fin o los que de forma más básica van apuntando gastos de tickets y haciendo algunas cuentas en la calculadora. Sin embargo, en la sociedad en la que vivimos, cada vez son menos las personas que organizan este aspecto de su vida por falta de tiempo y por desconocimiento.

Por eso en Mil Préstamos nos hemos propuesto arrojar algo más de luz sobre este tema para lo cual os recomendamos uno de los mejores aliados: las aplicaciones destinadas a este fin en el que sin necesidad de tener conocimientos financieros, permiten poder manejar y utilizar los datos con soltura y poder gestionar de forma eficaz el dinero de una familia completa.

El objetivo no deja de ser otro que el de un gestor especializado en el que tiene un documento de Excel con los gastos diarios, las facturas mensuales y los ingresos. Por este motivo, una vez que se dispone de la herramienta adecuada se deben ir anotando estos conceptos:

-Gastos (alquiler, compras, transporte, facturas…)

-Ingresos mensuales (proveniente del salario, o de posibles alquileres arrendados o prestaciones sociales principalmente)

Es entonces cuando se debe hacer un cálculo muy básico: restar los gastos a los ingresos para calcular el dinero disponible a final de mes. Así es más fácil tener claro de cuánto dinero disponemos para ahorrar o para gastar. En este punto se recomienda establecer parte de esa cantidad para ahorrar una cantidad media cada mes para tener una base económica ante cualquier imprevisto o gasto que se necesite hacer en un momento determinado.

Pero ahorrar, dicen los expertos financieros que no sólo es ir depositando una cantidad fija mensualmente, sino el abaratar servicios o suprimir aquellos que no sean estrictamente necesarios. Por ejemplo, tener contratada la televisión de pago cuando ni siquiera se tiene tiempo para verla, o tener una tarifa de móvil más amplia de la que se utiliza, pagar una cuota de alquiler muy elevada… En esta línea, existen también determinadas aplicaciones que pueden proporcionar descuentos en establecimientos o promociones en algunos servicios para que la partida destinada a gastos disminuya. Teniendo en cuenta todas estas consideraciones se puede obtener una mejora en la economía doméstica notable sin apenas tener conocimientos financieros profesionales.

Plantearse determinados objetivos como por ejemplo ahorrar una cantidad determinada ayuda enormemente a limitar gastos y no derrochar ni un solo céntimo para poder llegar a final de mes con más dinero.

Por lo tanto, para tener una buena organización de las cuentas familiares es importante conocer el saldo de las cuentas actuales y el desglose de ingresos gastos y posibles imprevistos para poder determinados qué objetivos reales se puede plantear cada hogar. Cuanto más exhaustiva y detallada sea este análisis, mejores resultados se podrán obtener porque se podrá tener un control exacto y minucioso de dónde se emplea cada euro del presupuesto disponible y si se puede ahorrar alguno.

Sin embargo, hay casos en los que, aun llevando una buena planificación de la economía doméstica, hay situaciones puntuales o imprevistos en los que no se cuenta con el dinero necesario para afrontarlo, como por ejemplo, la avería del coche, una factura más elevada de lo normal, una boda, una multa… por lo que los expertos financieros recomiendan acudir a la solicitud de los préstamos rápidos. Éstos se caracterizan por ser el producto financiero más flexible y fácil para estos casos en los que se puede solicitar sin necesidad de acudir a ninguna sucursal física, sino que sólo se necesita tener un dispositivo con acceso a Internet con el que poder rellenar un simple formulario y recibir la respuesta en apenas unos minutos.

Las cantidades concedidas no suelen exceder los 800 euros pero supone una fuente de ingresos inmediata e incluso accesible para clientes inscritos en listas de morosos. Por lo que esta opción se establece como la más adecuada para estos casos.

No obstante, os recomendamos que os pongáis lo antes posible con la organización de las finanzas y un plan de ahorro con el que poder afrontar cada mes de forma satisfactoria y sin ninguna necesidad económica. Y en caso de situaciones imprevistas, se puede acudir al comparador de Mil Préstamos en busca del crédito rápido online que más se adapte a las necesidades de cada usuario.

 


Ver original en promoahorro.com



Productos gratis