Productos gratis - Puntos clave para contratar una hipoteca

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Puntos clave para contratar una hipoteca

16/03/2018

La interminable crisis económica, que esperemos que esté dando sus últimos coletazos, debe habernos servido para aprender determinadas cuestiones acerca de los riesgos que conlleva contratar una hipoteca.

En un momento determinado las familias contrataban hipotecas como quien contrata cualquier otro servicio o bien de consumo, quizá sin realizar un estudio exhaustivo de los riesgos que ello comportaba, sólo atendiendo a su situación financiera en aquel instante.

Una familia, en la que ambos cónyuges trabajaban, se creía capaz de hacer frente a letras elevadísimas, que en algunos casos superaban los ingresos provenientes de uno de los dos sueldos. El riesgo, por tanto, era elevadísimo, y aún así se llegaron a firmar en España en los años de bonanza más de 1 millón de hipotecas anuales.

Una auténtica barbaridad, un ritmo que no podía mantenerse igual para siempre atendiendo a la lógica económica y a los datos demográficos.

Pero las promotoras y los bancos siguieron su ritmo alocado de construcción, viviendas que aún muchas no se han vendido, y que han supuesto la quiebra de algunas constructoras y problemas de solvencia a la mayoría de bancos, pero ese es otro tema.

Llegó la crisis y con ella una destrucción de empleo sin precedentes. En muchos casos, las familias enteras se quedaban en paro y en muchas ocasiones, familias que tenían que hacer frente a pagos de cuotas altísimas. Y otras que con un solo sueldo no podían afrontar todos los gastos a los que se enfrenta una familia.


Aprender de los errores

¿Qué falló? Pues lógicamente la falta de información y un análisis más despreocupado de la realidad. Obviando la responsabilidad de los poderes públicos para evitar la burbuja inmobiliaria que luego nos estalló, los ciudadanos también tuvimos parte de la responsabilidad de lo que ocurrió.

No tuvimos en cuenta escenarios adversos que siempre deben tenerse en consideración cuando estás tomando una decisión del calibre de contratar una hipoteca, una decisión que marcará tu futuro no sólo a corto plazo.

Se compraban viviendas a precios desorbitados, cierto es que no existían apenas alternativas a precios razonables y que el alquiler suponía prácticamente el mismo desembolso mensual que una cuota hipotecaria, pero se asumió tal realidad sin pensar en las posibles consecuencias.

Ante aquellos precios abusivos, muchos ciudadanos tendrían que haber tomado en consideración operaciones con menos riesgo, por ejemplo, el mencionado alquiler. El impago de una hipoteca, aparte de un desahucio, trae consigo el mantenimiento de la deuda. Es decir, aún no teniendo la casa por la que te hipotecaste, deberás seguir pagando.

Este riesgo es el principal a tener en cuenta cuando contratas una hipoteca. Así que en aquel momento, y ante precios tan desorbitados el alquiler pudo suponer una alternativa con menor riesgo.


 ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar una hipoteca?

Con todo lo sucedido durante estos años podemos indicar una serie de puntos  que un ciudadano debe tener en cuenta a la hora de contratar una hipoteca:



  • En primer lugar, tener en cuenta la oportunidad. Es decir, en determinados momentos la contratación de una hipoteca puede conllevar un menor riesgo (aunque el riesgo siempre existe), y puede resultar económicamente más viable. Es decir, hay que atender al precio de la vivienda y tomar en consideración lo adecuado o no de tal precio. Hay que tratar de pagar un precio justo por lo que compramos. En momentos poco idóneos para comprar una vivienda a través de una hipoteca hay que barajar la posibilidad de posponer esta operación y sustituirla provisionalmente por otras fórmulas como el alquiler. Todos queremos ser propietarios pero no siempre se puede.



  • Informarse bien. Si se puede a través de asesores, si no, de motu propio. Saber lo que se va a firmar es primordial. Hay que estudiar punto por punto el contrato hipotecario antes de comprometerte. Si no entiendes alguna cuestión, pedir información a terceros. Hay que tener atado todo para al final decidirse a dar el paso pero habiendo realizado un ejercicio mental de responsabilidad. Fíjate en los diferenciales que se aplicarán a las cuotas, en la existencia o no de clausulas que encarezcan la hipoteca, en la existencia o no de comisiones, etc.



  • Evaluación de riesgos. Debes ser consciente de los riesgos que implica la contratación de una hipoteca. Por eso debes hacer un estudio en el que contemples escenarios adversos y como podrías afrontar en esos escenarios el pago de la hipoteca. También atender a tus posibilidades y tus recursos.



  • Comparar. El ejercicio de comparar los diferentes productos hipotecarios es fundamental. No hay que lanzarse a la primera hipoteca que nos ofrezcan, ni dejarse manipular por cantos de sirena en forma de regalos. Hay que atender a criterios económicos principalmente, y elegir la que mayores oportunidades te ofrezca.



  • En la medida de lo posible tratar de implicar a pocas terceras personas en los riesgos. Los avales son en la mayoría de los casos, condición sine qua non para que te concedan una hipoteca. Por eso debes ser todavía mucho más cuidadoso a la hora de contratar una hipoteca, pues una situación de impago le afectaría. Tratar de minificar ese riesgo para el avalista.

Contratar una hipoteca es una decisión muy seria que condiciona tus decisiones futuras, por eso hay que pensárselo mucho antes de hacerlo y no hacerlo si no se está seguro.


 Javier Queipo – Bancomparador.com 

Ver original en promoahorro.com



Productos gratis