Productos gratis - Por qué es Importante Ordenar tus Objetivos por Prioridad

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Por qué es Importante Ordenar tus Objetivos por Prioridad

13/03/2018

Muchas ves ocurre que estás haciendo cosas que mejoran tus finanzas personales pero por otro lado te estas saboteando a ti mismo, haciendo otras que eliminan los beneficios de las que son buenas.

De esta forma, puedes acabar en una situación financiera peor.

Imagina está situación


Jorge compro una casa hace 6 años pero no ha podido hacer frente a las cuotas hipotecarias y está a punto de perder su vivienda. Durante todos esos años, ahorraba un 10% de su sueldo para su jubilación que era lo “correcto” y lo que todo el mundo recomienda, empezar a ahorrar para la jubilación lo antes posible.

Ahora Jorge se da cuenta de que si no hubiera destinado ese dinero para su futura jubilación y lo hubiera hecho al pago de su hipoteca no estaría con este grave problema financiero.

Al final Jorge, decide utilizar todo el dinero que había ahorrado para su jubilación y lo destina al pago de su hipoteca. Y al final al menos no pierde su casa.

Jorge estaba haciendo algunas cosas bien. Estaba contribuyendo una cantidad de dinero muy saludable para su jubilación y estaba realizando importantes pasos para convertirse en dueño de su propia casa…un movimiento discutible, de todas formas, dependiendo de tu sentimiento hacia lo que implica hipotecarse.

Jorge estaba haciendo una cosa buena con la mano derecha y otra, posiblemente también buena, con la mano izquierda. Pero ambas estaban tirando en direcciones opuestas.



¿Por qué Sucede esto?

Jorge tenía múltiples objetivos pero no tenía asignada ninguna prioridad. Es evidente que estaba dando a la vez a su jubilación y al pago de su vivienda la más alta prioridad y como él no había determinada cuál es realmente lo más importante para él, ha dañado los dos.

Debido a no tener clara sus prioridades, Jorge ha perdido la totalidad de los ahorros para su jubilación y ha dañado su imagen como buen pagador respecto al banco ya que tuvo algunas cuotas impagadas de su hipoteca.

Es por eso que es importante asignar prioridades a tus movimientos financieros. Esto puede ser realmente abrumador porque existen numerosos objetivos financieros que todo el mundo recomienda hacer lo antes posible además de los que tú tienes personalmente.

Ahorrar para la jubilación ya, ahorrar para comprar una casa, ahorrar para un viaje a la India, ahorrar para la educación de tus hijos. Son solo algunos ejemplos.

Pocas personas pueden realmente hacer malabares con todas estas cosas a la vez, así que tienes que averiguar cuáles vas a seguir con máxima prioridad y cuáles va a estar en un segundo plano.


¿Cómo Asignar Prioridades?

Haz una lista de todos tus objetivos financieros. Todos. No te dejes ni uno. Ahorrar para la jubilación, ahorrar para la educación de tus hijos, invertir para generar ingresos pasivos y no depender completamente de tu trabajo.

Recuerda distinguir entre objetivos similares. Ahorrar para la jubilación e invertir para generar ingresos pasivos pueden ser parecidos, pero son dos objetivos diferentes.

Ordénalos por importancia para ti. Puedes hacerlo manualmente o ayudarte con esta herramienta de finanzasparatodos.

Simplemente, tienes que añadir tus objetivos y luego la herramienta los va emparejando preguntándote cuál te parece más importante.

Por último aparecerán ordenados según tus respuestas. Puede ser que te sorprenda el resultado final.

Tus gastos básicos son la prioridad más alta. Tus gastos fijos que tengas cada mes es lo más importante y lo tienes que colocar en primera posición dentro de tus objetivos.

Esto incluye el pago de todas tus facturas y ahorrar para tu fondo de emergencia. Repito, esto es lo más importante y todo lo demás debe ir detrás. Así evitarás lo que le ocurrió a Jorge.

Comienza a trabajar para conseguir tus objetivos. Si Jorge hubiera hecho esto, habría tenido el pago de su hipoteca como la mayor prioridad, superior al ahorro para la jubilación.

Según hubiera ido pagando su hipoteca el dinero restante lo podría haber dedicada a su jubilación. No hubiera sido un 10% pero si, tal vez, un 5% y así habría ido cumpliendo ambos objetivos sin problema.

No te preocupes si tu lista no está optimizada a la perfección. Solo tienes que utilizar el sentido común y adherirte al plan para conseguir tus objetivos sin poner en peligro tu situación financiera.

¿Y tú ya has ordenado tus objetivos por prioridad?


Photo by:


Ver original en promoahorro.com



Productos gratis