Productos gratis - Pagos por móvil, bancos y teleoperadoras a la carrera por volver al móvil aún más todopoderoso

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Pagos por móvil, bancos y teleoperadoras a la carrera por volver al móvil aún más todopoderoso

10/03/2018

Hace tiempo que todo gira en torno al móvil. De hecho, nuestra intimidad, nuestras fotos, amigos y nuestras comunicaciones diarias, además de un sinfín de transacciones online, corren a cuenta de este dispositivo que se ha convertido en el planeta alrededor del cual nosotros, meros satélites, orbitamos. Para colmo, hay un empeño por dotar de aún más preeminencia a estos dispositivos cediéndoles un sector clave hasta ahora desempeñado por las tarjetas de débito y crédito; los pagos por móvil.

Un móvil para pagarlo todo


Así, se dibuja un futuro, aunque ya lo rozamos, donde los teléfonos pagarán nuestra factura del supermercado, el periódico y cualquier gasto en nuestro día a día. Podemos emocionarnos ante la perspectiva o patalear un poco y negarnos a que el invento se cuele en nuestras vidas, pero ya está aquí y para muchos encarna una tentadora opción.

Por supuesto, para las empresas dedicadas a ello supone una carrera en la que quieren ganar o, al menos, quedar entre los primeros puestos, aunque hay algunas que perseveran por otros caminos alternativos como ya veremos.

En este sentido, Samsung, Apple y Android, entre otros, ofrecen sistemas para pagar con móvil y, cómo no, las entidades bancarias como BBVA y teleoperadoras como Vodafone le han tirado los trastos a esta nueva posibilidad.

¿Qué necesitas para pagar desde tu móvil?

Sin embargo, antes de lanzarnos en brazos de esta opción debemos saber qué precisamos para habilitarlo en nuestro teléfono. No en vano, para efectuar pagos por móvil nuestro terminal debe contar con conectividad NFC (Near Field Communication). Es decir, una especie de conexión de cercanía que casi todos los dispositivos de gama media y alta, fabricados a partir de 2014, incorporan. Por lo tanto, en el fragor por disponer lo más puntero de la tecnología y renovar nuestros trastos con cierta regularidad, casi todos los usuarios cuentan con este medio.

Por supuesto, no todo corre de tu cuenta de nuestro móvil, pues el establecimiento donde pretendas pagar debe tener implantada esta tecnología. En este sentido, aquellos que lo permiten suelen alertarte de ello con un icono.

¿Qué pasa en caso de robo?

Sin embargo, uno de las principales razones que desmotivan su uso y pone los pelos de punta al usuario es la posibilidad de robo o pérdida del teléfono. No olvidemos que las tarjetas de crédito se guardan en la cartera y únicamente las sacamos cuando toca pagar, mientras que el teléfono lo empleamos para comunicarnos por mensajería, para hacernos fotos, para navegar por internet y, de tarde en tarde, para llamar.

Por lo tanto, las situaciones de peligro resultan más numerosas pues siempre estamos recurriendo a él para cualquier tarea y resulta fácil despistarse o que alguien aproveche ese descuido.

Así, a diferencia de la tarjeta de crédito que únicamente requiere una precaución, la de guardarla debidamente, los pagos por móvil reclaman más atención y que contemplemos ciertas cautelas. Entre este elenco de gestos prudentes podemos hablar de la necesidad de actualizar las contraseñas cada cierto tiempo, optar por unas claves seguras y de cierta complejidad, además de abstenernos de usar servicios de wifi públicas por muy tentadoras que nos puedan parecer.

Si adoptamos estas medidas, habremos dado con un método de pago rápido y casi infalible ya que, además, los datos de nuestra tarjeta están protegidos con la llamada tokenización. Este último es un estándar de seguridad por el que se reemplazan los datos sensibles del cliente por tokens que generarán un número aleatorio que caducará a los tres minutos si no se usa. Por lo tanto, se blindan los datos del usuario y se vela por unas transacciones donde se protegen éstos.

Una vez convencidos -o no- de sus ventajas conviene examinar el patio de candidatos y decidir cuál se amolda mejor a nuestras necesidades. En este sentido, tanto las entidades bancarias como las teleoperadoras han sudado la camiseta para hacerse con un sistema para pagos por móvil.

Las opciones de pago por móvil que ofrecen los bancos

Por lo tanto, BBVA cuenta con su servicio Wallet disponible para iOS y Android y no nos exige para su empleo estar dado de alta con un operador en concreto como sí sucede con La Caixa. En esta última es preciso ser cliente de Movistar, Vodafone, Orange o Visa.

También entidades como el Sabadell no han querido renunciar a suministrar la tecnología más moderna a sus clientes que desde julio de 2015 cuentan con esta posibilidad de abonar sus facturas con tan solo aproximar su dispositivo al terminal del punto de venta y, tras teclear su código de seguridad, concluye con éxito y rapidez la compra. Los responsables del Sabadell pueden vanagloriarse de haber lanzado al mercado español el primer sistema Wallet compatible con Mastercard.

Empresas tecnológicas

Por supuesto, existen alternativas a las que nos ofrecen los bancos pues las tecnológicas son los principales motores de este cambio y es imposible que se descuelguen de esta carrera. Así, estas marcas cuentan con su versión para pagos por teléfono como Apple Pay, Samsung Pay o PayPal.

¿En qué consiste Twyp?

Quizás pueda resultar curiosa la táctica escogida por ING Direct cuyos pasos van encaminados hacia la tarjeta de crédito contactless, además de una aplicación que ha decidido hacer las Américas con los peliaguados bote entre amiguetes. Para la puesta en escena publicitaria de Twyp -pues así se llama la aplicación- se ha escogido a la madre del actor Paco León para explicarnos lo sencillo que es hacerse con los mandos de esta app venida al mundo para facilitar la vida a los amigos sin importar de qué bancos seas y, por supuesto, exento de comisiones.

Por lo tanto, el banco neerlandés apuesta por la tecnología, pero no quiere coronar tan pronto al móvil y opta por Twyp, además de unas tarjetas de crédito de última generación.

Lo cierto es que si quieres enterarte de qué beneficios puedes disfrutar, lo mejor es que acudas a nuestro comparador pues también desglosamos interesante información acerca de cuentas bancarias y tarjetas de crédito.

En definitiva, delegar en el teléfono y jubilar a las tarjetas de crédito ya es cosa de dos días, pero la última palabra al respecto todavía no se ha pronunciado.


Ver original en promoahorro.com



Productos gratis