¿La miel caduca o se echa a perder?

 

 

 

La miel es un edulcorante natural que se disfruta desde hace miles de años. Los arqueólogos han encontrado muestras de miel que datan del año 5.000 a.C., ¿y lo más interesante de estas muestras? Estaban perfectamente conservados.


Por supuesto, estas muestras no están destinadas al consumo (después de todo, son un artefacto histórico valioso), pero lo que importa es que la miel milenaria podría consumirse y el consumidor no sabría su edad si los frascos de miel estuvieran sellados adecuadamente. .


¿La miel se echa a perder? La miel no se echa a perder. Puede cambiar de apariencia, color e incluso sabor, pero no se deteriora en el sentido de que debas temer graves consecuencias si lo consumes..

 


Esto no quiere decir que toda la miel sea igual: dependiendo de cuánto tiempo, dónde y cómo la guardes, la miel puede retener o perder sus nutrientes, cambiar su sabor, etc. Entonces, si quieres disfrutar de la miel en todo su potencial, asegúrate de almacenarla correctamente.


Contenido mostrar

1 ¿Cuánto dura la miel?

2 ¿Qué puede hacer que la miel sea “mala”?

3 ¿Cómo almacenar la miel?

4 ¿Qué pasa si como miel en mal estado?

5. Conclusión


¿Cuánto dura la miel?


La miel no tiene una vida útil definitiva. Puede almacenarse durante muchos años y, si se sella adecuadamente, ser tan perfectamente comestible y agradable como la miel hecha ayer.


Dicho esto, la estructura cambia después de un tiempo, lo que puede parecer poco atractivo para algunos consumidores. La miel que se vende comercialmente generalmente no tiene una “fecha de consumo preferente” marcada en el frasco; sin embargo, puede tener una “fecha de consumo preferente”.


Esto se debe a que aunque la miel no se echa a perder por sí sola, con el tiempo comenzará a sufrir cambios estructurales.


Aunque la miel fresca es líquida, dorada y clara, no permanecerá así para siempre. Después de un tiempo, la glucosa de la miel comenzará a cristalizar. Esto hará que la miel sea más espesa y granulada, y su color comenzará a desvanecerse y se volverá amarillo turbio en lugar de dorado claro.


La “fecha de consumo preferente” generalmente tiene en cuenta estos cambios.


Sin embargo, no se equivoque, la miel cristalizada es tan segura de consumir como la miel fresca. La cristalización puede incluso ser algo bueno: es un indicador de que la miel está cruda y no pasteurizada. La pasteurización se utiliza en la elaboración de miel específicamente para retardar la posible cristalización, pero puede despojar a la miel de vitaminas y nutrientes.


Así que, si quieres aprovechar al máximo sus beneficios, debes hacerte con miel cruda y sin pasteurizar, aunque cristalice antes.

 


¿Qué puede hacer que la miel sea “mala”?


La miel es antibacteriana y ácida, con un pH de alrededor de 3,2 a 6,1. Non seulement cela rend presque impossible la croissance de quelque chose de nocif, mais cela est également efficace pour tuer certaines bactéries (cependant, vous pourriez contaminer le miel vous-même si vous utilisez des ustensiles sales – et ces bactéries ou moisissures peuvent prendre pied et desarrollarse).


Naturalmente, la miel tiene un enemigo: la humedad.. La miel puede contaminarse con la humedad si se almacena incorrectamente (Así que depende de usted asegurarse de que nunca entre agua en su tarro de miel) o por cosecha temprana. Si la miel se recolecta antes de su madurez, su contenido de agua será mucho mayor (más del 25%) que el de la miel madura (18%). SeriesLista.com - Programas de TV, Series, Guía de episodios.


La alta humedad hace que la miel sea susceptible a la fermentación, lo que comúnmente se conoce como miel “estropeada”.


Otra cosa es el proceso de producción. A pesar de las cualidades antibacterianas de la miel, si se contamina durante el proceso de producción, puede contener ciertos microorganismos dañinos y neurotoxinas. Afortunadamente, estos microorganismos y neurotoxinas se pueden medir y la miel contaminada (al menos hasta el punto de ser peligrosa para los humanos) generalmente no se comercializa.


La neurotoxina C. botulinum se puede encontrar en la miel en pequeñas cantidades. Aunque la neurotoxina no es dañina para los adultos en las cantidades encontradas en estas muestras, los bebés menores de un año (en casos muy raros, pero aún así) podrían desarrollar botulismo infantil.


¿Cómo almacenar la miel?


Para que la miel no deteriore su calidad y conserve sus vitaminas y nutrientes durante un largo período de tiempo, es necesario almacenarla correctamente.


Deberás:




  • Utilice un recipiente hermético de vidrio o acero inoxidable: Como se mencionó anteriormente, la miel debe sellarse adecuadamente para evitar que se contamine con la humedad y mantener su calidad. Si se almacena en recipientes de plástico, hierro o madera, perderá sus nutrientes más rápidamente y aumentará el riesgo de contaminación por humedad.


  • Presta atención a la temperatura: A la miel no le gustan las temperaturas extremas, ya sea calor o frío. Puedes guardarlo en el frigorífico en verano para evitar el calor, pero lo mejor sería un lugar fresco o a temperatura ambiente.


  • Evite contaminar la miel al usarla: Si utiliza utensilios sucios para manipular la miel, corre el riesgo de contaminarla sin darse cuenta, así que asegúrese de que sus utensilios estén limpios antes de cavar.


¿Qué pasa si como miel en mal estado?


Lo más probable es que nada en absoluto.. La miel cristalizada y fermentada es segura de consumir, incluso si no te gusta su sabor (aunque la miel fermentada se está convirtiendo en tendencia específicamente por su característico sabor amargo).


Dicho esto, si la miel no se ve atractiva, si sabe mal, tiene mucha agua o parece espumosa, probablemente deberías deshacerte de ella, ya que puede actuar por contaminación externa de utensilios sucios.


Incluso si consumes miel que crees que es “mala”, no es probable que sufras consecuencias graves, pero es mejor prevenir que lamentar.


Conclusión


La miel es uno de los pocos alimentos que no se deteriora. No tiene vida útil per se y es seguro consumirlo años después de su compra. Es antibacteriano y ácido, lo que dificulta que los microorganismos dañinos se establezcan y crezcan.


Dicho esto, la miel cambiará de apariencia y sabor si se almacena durante mucho tiempo. Es probable que esto se deba a la cristalización (volviéndose más pálida, más espesa y más granulada), pero también puede deberse a la fermentación por exposición a la humedad si la miel no se almacena adecuadamente sellada; si tal es el caso, su sabor se volverá amargo y puede parecer fuera de lugar.


Si el sabor de la miel te parece extraño, la textura parece espumosa o has notado que hay mucha agua en el frasco al lado de la miel, quizás sea mejor que te deshagas de ella. Aunque las posibilidades de que sea algo peligroso son muy bajas y lo más probable es que te sientas perfectamente bien después de consumirlo, los cambios pueden deberse a contaminación exterior y no vale la pena correr el riesgo.


¿La miel caduca o se echa a perder?

¿La miel caduca o se echa a perder?

La miel es un edulcorante natural que se disfruta desde hace miles de años. Los arqueólogos han encontrado muestras de miel que datan del año 5.000 a.C., ¿

pyc

es

https://promocionesycolecciones.com/static/images/pyc-la-miel-caduca-o-se-echa-a-perderja-24503-0.jpg

2024-02-05

 

¿La miel caduca o se echa a perder?
¿La miel caduca o se echa a perder?

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/congelar/2024/02/05/la-miel-caduca-o-se-echa-a-perder/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20