Productos gratis - Endeudarte para invertir. ¿Buena o mala idea?

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Endeudarte para invertir. ¿Buena o mala idea?

09/02/2018

¡Buenos días!

Lo primero agradeceros a todos vuestras respuestas a la encuesta que publique el pasado jueves. Estoy recibiendo un feedback increíble y pronto lo veréis reflejado en la nueva línea editarial del blog que estará mucho más enfocada a resolver vuestros principales problemas.

Entrando ya en materia hoy quiero hablarte de una de las principales dudas que surgen en el tema de la inversión de una manera recurrente.

Y es si es aconsejable o no endeudarte para invertir.

Imagina una situación en la que no tengas deudas y estés comenzando a invertir o ya haya empezado pero aún no tengas mucho dinero invertido.

Te apetece darle un “empujoncito” a tus inversiones y sabes que puedes pedir un préstamo con un tipo de interés bajo e invertir ese dinero para obtener una mayor beneficio, si la cosa va bien claro.


¿Es buena idea que te endeudes para invertir?

Click To Tweet

¿Vale la pena correr el riesgo de que la inversión vaya mal y al final acabes perdiendo dinero?¿O el posible beneficio compensa el riesgo?

La verdad es que no existe una respuesta definitiva a estas preguntas ¿Y por qué? Porque no existe una sola respuesta.

Básicamente, depende de tu tolerancia al riesgo, pero a un solo tipo de riesgo, sino a dos.


2 tipos de riesgo: riesgo de deuda y riesgo de inversión

Al igual que ocurre con otras muchas estrategias de inversión, endeudarte para invertir está totalmente ligado a tu tolerancia al riesgo.

Esta situación, en la que pides dinero prestado a un tipo de interés para luego invertirlo y obtener un beneficio mayor, tiene varios tipos de riesgo:



  • El riesgo de incurrir en una deuda.

  • El riesgo  de invertir.

Vamos a ver cada uno por separado.


Riesgo de deuda

Cada vez que incurres en una deuda, estás básicamente prometiendo que tu yo futuro será capaz de pagar toda la deuda.

Mientras estás en una buena situación económica, no hay problema. ¿Pero sabes qué es lo que te traerá el futuro?

El futuro puede traerte cosas que ahora mismo no esperas…y que no tienen que ser malas pero que cambiaran tu situación pudiendo empeorar tu capacidad de hacer frente a los pagos.

Casarte o tener un hijo pueden cambiar tu situación financiera lo bastante como para que pagar esa deuda se convierta ahora en un problema.

Esos son los riesgos potenciales de que te endeudes.

Está claro, que cuando peor sea tu situación financiera actual, más riesgo tienes si te endeudas.

Por ejemplo, si actualmente está pagando un coche a crédito y además te endeudas para invertir estás apostando a que tu futuro, no solo será igual que ahora, sino mejor, para afrontar ambas deudas.


Riesgo de inversión

Cualquier tipo de inversión tiene un componente de riesgo asociado.

Siempre recuerda que cualquier rendimiento pasado no garantiza los resultados futuros. Es posible que estés harto de leer y escuchar esta frasecita con mucha frecuencia pero es que es una gran verdad.

Mucha gente pierde dinero invirtiendo en activos que han ido bien en el pasado pensando también lo harán en el futuro y no siempre es así.

La bolsa, por ejemplo, tiene una rentabilidad media del 8% a largo plazo.

Pero esto no quiere decir que todos los años ganes un 8% en bolsa. Habrá muchos años que tendrás pérdidas.

El 8% es una media. Habrá años que la rentabilidad sea superior, otros inferior, y por supuesto, años muy negativos en rentabilidad.

Después de muchos años, la rentabilidad media será ese 8%.

¿Quién te dice a ti que justo cuando te endeudas es cuando la bolsa pasa una racha negativa?


Combinando los dos riesgos

Cuando las cosas dan vértigo es en el momento en que combinamos los 2 tipos de riesgo. El riesgo de deuda y el riesgo de inversión.

Piensa en esta situación. Año 2000, las puntocom suben como la espuma en bolsa y todo el mundo dice que ese es el futuro.

Te endeudas e inviertes el dinero y hacia el año 2002 tendrías suficiente dinero para pagar la deuda y además obtener beneficios. Te ha salido la jugada perfecta.

¿Pero y si no hubieras vendido en 2002? Entonces hubieras perdido prácticamente todo el dinero invertido y además tendrías que pagar la deuda.

Suma a esto una pérdida de trabajo o un cambio en tu situación personal que te provoque más gastos y ya tienes la receta perfecta para el desastre.

La idea de endeudarte para invertir es buena…sobre el papel.

Pero siempre hay que verlo todo en su conjunto, y que algo a priori, parezca buena idea teóricamente luego en la práctica no funciona tan bien.

Por último, como no me canso de repetir, las finanzas personales tienen más de “personales” que de “finanzas”.


Las finanzas personales tienen más de “personales” que de “finanzas”.

Click To Tweet

Si tu tolerancia a los riesgos de deuda e inversión es suficiente, adelante, hazlo si encuentras la oportunidad.

Si no es así. Olvídalo, no te metas ya que no vas a poder dormir en muchas noches.

¿Alguna vez te has endeudado para invertir?¿Te fue bien o mal?


Photo by: Phil Norton


Ver original en promoahorro.com



Productos gratis