Productos gratis - El felpudo, carta de presentación

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

El felpudo, carta de presentación

01/08/2018

En gran cantidad de  objetos relacionados con nuestro hogar y que hoy en día ocupan lugares más decorativos que funcionales, si retrocedemos en el tiempo podremos darnos cuenta de que fueron concebidos con una utilidad real, practica y desde luego funcional.

Desde luego el Felpudo, esa especie de tarjeta de presentación que reposa a los pies de las puertas de acceso a nuestras viviendas, cumplía perfectamente en sus orígenes con la tarea encomendada; en una época en que las facilidades a partir de aparatos y tecnología para la limpieza del hogar nada tenía que ver con las de nuestros días, el felpudo significaba la primera línea de defensa del hogar ante la suciedad del exterior.

Aquellos felpudos, hablamos en pasado aunque lo cierto es que en buena medida en muchos hogares siguen en vigor, formaban por norma general formas rectangulares de superficies resistentes y rugosas que permitían al friccionar el calzado contra ellas eliminar en buena medida los rastros de suciedad o elementos tan molestos para la limpieza del hogar como el barro o la humedad portada tras caminar por un suelo mojado.

En el hogar el felpudo, aun cumpliendo en parte sus funciones primitivas, se ha transformado en un elemento decorativo que, en buena medida, puede marcar la primera impresión obtenida tras la apertura de la puerta de una vivienda. Tal vez sería demasiado osado afirmar que este elemento resulta ser el comienzo de la decoración del hogar, pero, no nos engañemos, tampoco estamos tan lejos.

La elección del felpudo, efectivamente, tiene que ver con el concepto que manejemos en nuestra vivienda y no resulta especialmente difícil adivinar en líneas generales lo que nos encontraremos dentro de la misma con la contemplación de este elemento; así, podremos determinar si resulta funcional o recargado, si es comunicativo, expansivo o chillón, datos que pueden revelar la personalidad del inquilino cara a la decoración.

Lo cierto es que tanto en materiales como en diseños a fecha de hoy casi podríamos afirmar que existe un felpudo para cada usuario. Encontraremos una enorme profusión de materiales y diseños en el mercado y, rizando el rizo, la posibilidad de personalización absoluta del elemento.

Como podemos ver, la elección del felpudo tal vez no resulte tan baladí como en primera instancia pueda parecer.



Productos gratis