¿Cómo limpiar una sartén para no estropear su capa antiadherente?

¿Cómo limpiar una sartén para no estropear su capa antiadherente?

21/05/2020

Elena, lectora y socia de eldiario.es, nos plantea la siguiente cuestión en un correo electrónico: "me gustaría que explicarais el mejor sistema para limpiar mis sartenes de modo que no me cargue la capa antiadherente: he leído sobre sal, bicarbonato, vinagre, suavizante de ropa e incluso un amigo cocinero me dijo que el limpia el fondo de sus cacharros caramelizando una cebolla".

Tratando de responder con fundamento a Elena, nosotros también hemos tratado de ponernos en contacto con diferentes expertos de escuelas de cocina para que nos aclarasen el mejor sistema, pero finalmente ha sido Marc Vidal, dueño de la tienda especializada en productos de cocina Taula i Cuina, quien nos ha descifrado los arcanos de una cuestión que a priori parecía bastante más simple.

¿Qué no debemos hacer?

Vidal comienza por aquello que no debemos hacer cuando nos disponemos a limpiar una sartén: "si usamos sartenes con capa antiadherente nunca debemos limpiarlas en caliente bajo el grifo, porque el contraste térmico que implica el contacto con el agua fría dañará dicha capa; este es la primera norma: esperar a que se enfríe".

"Otra cosa es que usemos sartenes de acero inoxidable, las cuáles no tienen capas específicas para evitar adherencias, al igual que sucede con las ollas, por ejemplo", matiza el comerciante y experto: "en tal caso podemos lavarlas en caliente si nos apetece, pero también en frío; además este tipo de sartenes presentan la ventaja adicional de que se puede quitar la suciedad incrustada con un estropajo de fibras de aluminio, algo totalmente desaconsejado en las sartenes con capa adherente".

No obstante, cuando le comentamos a Vidal los métodos que nos cita Elena, nos deja claro que para sartenes de acero, al igual que ollas, desaconseja el método de la sal "porque es corrosiva para el acero". Tampoco lo aconseja para las otras sartenes: "hay métodos más eficaces y menos agresivos para limpiar las sartenes, pero en general, si la misma está en buen estado, con agua tibia y jabón debe bastar; si no basta es que tu sartén ha perdido sus cualidades".

De todos modos insiste en que rascar con fuerza está totalmente descartado en sartenes que no sean de acero o bien de hierro colado. Respecto a estas últimas avisa que su mayor enemigo es la humedad, ya que puede dar lugar con el tiempo a reacciones degradantes, y aconseja guardarlas siempre untadas en aceite como elemento protector. 

Qué cosas sí están indicadas

Marc Vidal explica que el modo más adecuado de limpiar una sartén con capa antiadherente es el agua y el jabón. Cuando la suciedad se nos resiste a este método, propone el vinagre tibio porque hace de tensioactivo catiónico y ayuda a desincrustar acompañado de unas gotas de jabón. La misma función podría hacer el suavizante, pero desaconseja completamente su uso en dispositivos que contacten con alimentos, dados sus componentes.

También el bicarbonato con agua es aconsejado por Vidal como método desincrustante, aunque no valida la mezcla de bicarbonato y vinagre, como recomiendan algunas páginas de internet. A este respecto, también recomienda un paño mojado con vinagre, o bien con bicarbonato, para limpiar los fondos de ollas y sartenes de acero inoxidable, así como los reversos, con el fin de quitar las manchas oscuras que se producen por causa de la temperatura.

Finalmente, respecto al rascado con un estropajo de esponja -tipo "salvauñas"-, desaconseja su uso "porque no dejan de ser abrasivos con la capa adherente, porque son sumamente negativos como residuo ambiental y porque desde el punto de vista de la higiene son muy sucios".

De hecho, en Estos son los nueve objetos más guarros de tu casa (y algunos van a tu boca) te contábamos que según el estudio Lugares más sucios del hogar, realizado por la estadounidense Fundación Nacional de Sanidad (NSF), son el objeto que más carga bacteriana acumula en nuestras cocinas.

En su lugar propone usar estropajos de púas de silicona, porque asegura que son igual de efectivos pero mucho más limpios. También aconseja que cuando compremos una sartén, la escojamos con fondo no estriado, "porque acumulan menos suciedad". Para terminar, Vidal asegura no haber oído hablar nunca del truco de la cebolla caramelizada, pero asegura que "cada profesional tiene sus propios trucos". 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

¿Cómo limpiar una sartén para no estropear su capa antiadherente?

MÁS INFORMACIÓN

consumo

RELACCIONADO CON ¿Cómo limpiar una sartén para no estropear su capa antiadherente?

Historia amp