Productos gratis - Cómo Establecer y Alcanzar Objetivos a Corto Plazo

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2018

Cómo Establecer y Alcanzar Objetivos a Corto Plazo

23/10/2018

Después de definir la importancia de los objetivos, cómo establecer microobjetivos y cómo separar los sueños de las metas vamos a centrarnos en los tres grandes grupos de objetivos:



  • Objetivos a corto plazo

  • Objetivos a medio plazo

  • Objetivos a largo plazo

En el artículo de hoy me enfocaré en los objetivos a corto plazo, cómo establecerlos, sobre todo.



Qué es un Objetivo a Corto Plazo

Cada persona tendrá una definición diferente de lo que es corto plazo, medio plazo y largo plazo. Para mí, en finanzas personales los objetivos a corto plazo son metas que se pueden alcanzar en un solo año. Por ejemplo:



  • Ahorrar para comprar un coche.

  • Ahorrar para comprar unos electrodomésticos o unos muebles para tu vivienda.

Estos objetivos suelen implicar un ahorro significativo para la compra que se encuentra fuera del ámbito habitual de gastos normales.


¿Qué Diferencia a un Objetivo de Corto Plazo de Otros Objetivos?

En primer lugar el objetivo es “más pequeño”. Por lo general, un objetivo a corto plazo está relacionado con algo, en el que puedes definir el precio que cuesta con absoluta precisión, si haces un poco de investigación.

Además al ser el plazo más corto estás más enfocado en él y son menos imprescindibles métodos de motivación para alcanzarlo.

Estos dos factores se combinan para explicar porqué los objetivos a corto plazo suelen ser las metas que mejor funcionan, en general.


Cómo Hacer que un Objetivo a Corto Plazo Funcione

Para tener éxito con un objetivo a corto plazo es recomendable seguir una serie de pautas:



  • Desarrollar unos microobjetivos temporales: Calcula cuánto necesitas ahorrar cada semana o cada mes con el fin de cumplir con tu objetivo. De esta forma, en cada momento sabrás si estás por el buen camino y casi sin esfuerzo y sin darte cuenta lograrás el objetivo.


Por lo tanto es muy importante que definas microobjetivos que te orienten mientras caminas hacia tu meta.



  • Mantén el ahorro en liquidez: Los ahorros destinados a un objetivo a corto plazo no debes atarlos a cualquier lugar. Lo mejor son las cuentas de ahorro como la Cuenta Naranja de ING Direct o la Cuenta Remunerada de Coinc. O también en algún depósito a plazo fijo no superior al año.


No se te ocurra utilizar este dinero para invertir en acciones individuales o fondos de inversión. La inversión a corto plazo es una autentica lotería y puedes perder todo el dinero cuando vayas a necesitarlo.



  • Automatiza el ahorro: Al configurar la cuenta de ahorros, establece un plan automático que transfiera la cantidad apropiada cada semana o cada mes.


De esta manera, no tienes que preocuparte por ello. Simplemente sucede. Luego cuando llegue el momento, tienes el dinero que necesitas en la cuenta y solo tienes que retirarlo.

Un ejemplo de objetivo a corto plazo puede ser crear un fondo de emergencia de 3 meses de gastos. Si por ejemplo, gastas habitualmente el 80% de tus ingresos y ahorras el 20%, cada 4 meses habrás logrado reunir un mes de gastos para el fondo de emergencia.

Por lo que al final del año tendrás los 3 meses de gastos ahorrados para tu fondo de emergencia.

Con números se ve mejor. Por ejemplo, ganas 1.500 euros al mes, gastas 1.200 euros y ahorras 300 euros. Cada mes ahorras 300 euros y los pasas a una cuenta de ahorros. Cada 4 meses (300 euros * 4 meses) tienes 1.200 euros que es lo que gastas en un mes.

De una forma sencilla, al cabo del año ya tienes creado un pequeño fondo de emergencias.

¿Y cuáles son tus objetivos a corto plazo?


 Photo by: isawnyu


Ver original en promoahorro.com



Productos gratis