Cómo Ahorrar para la Educación de tu Hijo

Todos los productos gratis, muestras, ofertas y cosas gratis de España el 2019

Síguenos en Facebook

Cómo Ahorrar para la Educación de tu Hijo

By

Uno de los objetivos de ahorro más importantes que puedes tener es ahorrar para la educación de tu hijo.

Es una meta a largo plazo, sobre todo si comienzas a ahorrar para su educación lo más pronto posible.

Dada su importancia vamos a ver algunos puntos importantes que creo debes considerar si estás pensando en cómo manejar el ahorro para la educación de tus hijos.

Ten en cuenta que cuanto más fácil se lo pongas a tu hijo, por una parte está genial porque lo tendrá más fácil pero por otra se pierde la experiencia de tener, en cierta medida, que “ganarse las habichuelas”.

Esta experiencia puede ser muy importante luego en el futuro para que sepa moverse en el entorno laboral y económico. Es decir, en el mundo real.

Por mucho que quieras proteger a tus hijos, algo que lógicamente está muy bien, antes o después deberán enfrentarse al mundo de los adultos.

Tal vez sea mejor que se enfrenten en cierto sentido por primera vez cuando aún son jóvenes y estás tú para ayudarles.

Sin más dilación pasemos a los aspectos que a mí parecer debes tener más en cuenta a la hora de ahorrar para la educación de tus hijos.



Ahorrando para la Educación de tus Hijos


Empieza a Ahorrar lo Antes Posible

Cuanto más tarde empiezas a ahorrar más difícil te resultará pagar la educación de tu hijo. Si vas a pagarla, empieza a hora, incluso con pequeñas cantidades. Lo ideal es desde el primer momento que sabes que vas a tener un hijo.

Abre una cuenta de ahorros y dedícala a ese objetivo. Y como es un objetivo a largo plazo, unos 18 años, también sería interesante encontrar un fondo índice para aprovechar el interés compuesto de la renta variable.

Por supuesto no toques ese dinero en ninguna circunstancia.


Ahorra Igual para Todos tus Hijos

Ten cuidado de no ser demasiado generoso con el primero de tus hijos no sea que tu situación económica vaya a peor o no tan bien como tenías pensado y para tus hijos posteriores no puedes ahorrar la misma cantidad o incluso nada.

Incluso para asegurarte de que lo haces lo más igualitario posible deberías ajustar el ahorro en base a la inflación. De esta manera aunque el ahorro de tu primer hijo sea menor, también serán más pequeños los gastos de sus estudios.


No Perjudiques a uno de tus Hijos por tener Éxito

Si uno de tus hijos trabaja dura y gana una beca de estudios, se puede sentir resentido si decides no pagar nada de su educación. Y luego gastas miles de euros en la educación de su hermano.

¿Qué va a aprender de esto? Que el trabajo duro no importa. No vale la pena.

Siendo desigual con tus hijos puedes crear resentimiento e incomprensión. Mantener lo ahorrado para ese hijo para su época post estudiante, para un máster o una formación de posgrado. O simplemente para que una vez que acabe sus estudios tenga ya desde el inicio de su carrera laboral unos ahorros.


No Compenses a un Hijo por Hacerlo Mal

Si uno de tus hijos estudia como un loco y se gana una beca de estudios pero otro no toca un libro. No acabes recompensando al segundo con la mayor parte del ahorro destinado a su educación.

Según vaya “demostrando” que no va a ser dinero tirado a la basura es cuando debes ir dándole el dinero. Puede ser duro pero “malcriar” a tus hijos tendrá una repercusión para ellos más negativa en el futuro.


No Mientas ni Exageres lo que Puedes Aportar para su Educación

Nunca le digas que tendrá algo que luego no puedas cumplir. Si lo haces para motivarlo y luego encuentra que era mentira, lo único que conseguirás será decepcionarlo profundamente.


Conclusión

En resumen, decide pronto si vas a ahorrar o no para la educación de tus hijos, sé equitativo y justo y no exageres o mientas sobre la cantidad de la ayuda.


Photo by: h.r.fox

Ver original en promoahorro.com

Cómo <a href='/t/ahorrar/' title='ahorrar'>ahorrar</a> para la Educación de tu Hijo

Tags:
trucos de ahorro |


Productos gratis